Más allá de los muros de la lamasería, examinó muy de cerca la cultura que lo rodeaba. Además de conocer las tribus tártaras, pasó un tiempo con bandidos nómadas originarios de Mongolia. Viajó de arriba a abajo de la costa China explorando todavía más pueblos y ciudades, ahondando en la estructura básica de la nación. Y dondequiera que iba, la pregunta más importante en su mente era: "¿Por qué?" ¿Por qué tanto sufrimiento humano y miseria? ¿Por qué el hombre, con toda su sabiduría antigua y conocimiento acumulado en los textos eruditos y en los templos, era incapaz de solucionar problemas básicos como la guerra, la demencia y la infelicidad?





© 1996-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.

Para información sobre marcas registradas